jueves, 3 de octubre de 2013

Los días siguientes

Y llegó el tiempo del taller de estenopecia II

Tres días construyendo cámaras, hablando y viendo fotografía estenopeica.
Pensar cómo superar la técnica y usarla para contar algo más, el propio acto de tomar la fotografía es en sí un acto creativo, requiere de tiempo, de pensamiento y de determinación.
Es esto y no aquello. Una decisión que hace tener que olvidar el resto de las posibilidades , me interesa esa manera que me devuelve a un estado más verdadero y honesto de hacer y crear. Más responsable.

Me dedico a observar , a escuchar.
María Luisa sabe y tiene un grado elevado de experiencia, no hace alarde de ello; explica paciente y con pocas palabras todo lo necesario, responde las preguntas y nunca titubea; su fortaleza no radica en sus saberes está en otro lado, intangible también, que aún no sé cómo nombrarlo.

El resultado es que todos aprehenden, a todos les resulta más sencillo de lo que creían, a todos les sale una foto. La diferencia estará en la constancia, en la prácitca y en la dedicación que cada uno le otorgue, de ahí saldrá la magia.






Como cierre fuimos por un chocolate en La Giralda y comenzamos a pensar en la llegada de Citlalli y sus unicornios.


No hay comentarios: